La satisfación y valoración positiva de las personas que participan, desarrollan, y forman parte de este proyecto, es una de las mayores recompensas que profesionalmente se puede tener y a la par es motivo de superación para seguir haciendo este y cualquier otro trabajo, al mejor y más exigente nivel que cada uno puede dar.










El Proyecto Educativo que desarrolla el Campus Nacional de Música y Danza Villa de El Tiemblo, goza del reconocimiento general de la comunidad educativa, desde los propios alumnos, sus padres y familiares hasta el profesorado de múltiples Conservatorios de Música y Danza que cada año valoran nuestra propuesta educativa dentro de las más recomendables para continuar la formación realizada por los alumnos en sus centros educativos.

Son sellos de garantía del Campus Nacional de Música y Danza “Villa de El Tiemblo”;


El lograr un ambiente familiar, de amistad y respeto entre el alumnado y los monitores, a través de juegos educativos y talleres motivadores de autoconfianza y crecimiento personal.

La innovación de un proyecto educativo basado en la educación en valores, la formación artística, la inteligencia emocional, el desarrollo creativo, una visión constructiva del tiempo libre y el crecimiento personal del alumnado.

La dedicación, ilusión e implicación del profesorado, obteniendo como fruto un alto nivel de calidad en sus conciertos de fin de curso.

La seguridad en todas las actividades que se realizan, así como el tratamiento especializado en casos de alergias, celiacos, medicaciones, enfermedades y demás situaciones adversas.

La profesionalidad en su organización y el rigor con el cumplimiento de toda la normativa vigente en Castilla y León, firmando ratios de un profesor y/o monitor titulado por cada cinco alumn@s, doblando la ratio que exige la Orden Reguladora de Actividades de Tiempo Libre en Castilla y León.

Conoce la opinión de alumnos y padres de las últimas ediciones, aquí;